LEYLAND SE DESPIDE CON CAMPEONATO

LOS ÁNGELES.- El miércoles por la noche fue el final en un sentido, y quizás el principio en otro.

Después de llevar a la selección de los Estados Unidos a su primer campeonato del Clásico Mundial al vencer por 8-0 a Puerto Rico en la final, el manager Jim Leyland reiteró que dicho partido había sido su último en el dugout como dirigente.

La despedida de Leyland como piloto coincidió con lo que muchos esperan sea el principio de un mayor entusiasmo en los Estados Unidos por el Clásico, ya que en ocasiones se ha notado la falta de nombres sonoros en las selecciones del país, además de lo que hasta el 2017 se había percibido como un interés discreto de parte de la fanaticada estadounidense.

SE VA LEYLAND POR LA PUERTA GRANDE
Después de ganar 1,769 juegos de temporada regular en una carrera de 22 años como manager de Grandes Ligas, Leyland se retiró como capataz de los Tigres de Detroit al concluir la campaña del 2013.

Con tres premios al Manager del Año, tres participaciones en la Serie Mundial y un anillo del Clásico de Otoño conquistado en 1997 con los Marlins, Leyland se ha acomodado en la organización de Detroit como asistente especial en la gerencia del club. Pero decidió aceptar una invitación para dirigir a la selección de los Estados Unidos en este Clásico, terminado con récord de 6-2 en sus ocho juegos y riendo de último con la corona del torneo.

Leyland hizo saber a todos que no piensa volver a la cueva como dirigente de Grandes Ligas.

POR UNA MAYOR PARTICIPACIÓN DE ESTELARES
Leyland dirigió un grupo de jugadores que juntó Joe Torre como gerente general de la selección. Aunque faltaron algunos nombres de peso como Clayton Kershaw, Mike Trout y otros, los que sí decidieron jugar lograron un éxito inédito para el país norteamericano.

Ahora Leyland, hombre veterano del béisbol, quiere que el título inspire a los estadounidenses a tomar el torneo más en serio.

Los que sí jugaron hicieron un destacable papel que le valió el campeonato a su país. Por primera vez en la historia, ligamayoristas estadounidenses jugaron por una causa común con el resultado deseado.

Marcus Stroman, lanzador ganador de la final contra Puerto Rico, destacó la determinación con la que los jugadores afrontaron el reto, luego de que los Estados Unidos había alcanzado la semifinal en una sola ocasión (2009) previa a este Clásico.

Con información de: Lasmayores.com

(Visited 24 times, 1 visits today)

Comentarios

Comentarios

No te pierdas: