Por su parte, los Charros de Jalisco (19-13) viajan a la que fuera su casa antes de mudarse a tierras tapatías, cuando se midan a los Algodoneros de Guasave (14-18) en el estadio Francisco Carranza Limón.

Los jaliscienses buscan terminar en los puestos del tope del standing, para ello, tendrán que emplearse a fondo para salir con el brazo en alto del terreno de los Algodoneros, quienes también tienen posibilidades de escalar varios peldaños antes de la repartición de puntos.

Los Naranjeros de Hermosillo (18-13) es otro conjunto que está en posición para obtener una buena cosecha en la primera mitad, para ello, saldrán a defender su feudo, el Estadio Sonora, recibiendo a los Cañeros de Los Mochis (15-17), quienes quieren recuperar terreno perdido en el cierre de esta vuelta.

Los Sultanes de Monterrey (16-16) no quieren ceder su posición, y al contrario, buscarán escalar peldaños en su visita al “nido” de los Águilas de Mexicali (14-18), conjunto que ha tomado un segundo aire en la campaña y que cerrando la vuelta en casa será un rival complicado.

Finalmente, los Venados de Mazatlán (14-18) reciben en su casa, el estadio Teodoro Mariscal, a los Mayos de Navojoa (11-20).

Los porteños, quienes en este momento tiene el mismo récord que Mexicali y Guasave, tiene la posibilidad de subir peldaños, y si bien, los Mayos ya no podrán dejar el sótano en la primera vuelta, saldrán ante su oponente con la firme intención de retornar a la senda de la victoria para iniciar con renovados bríos la segunda parte de la campaña de la LMP.