El regalo de los Dodgers para los Algodoneros

Guasave, Sinaloa; 9 de mayo de 2020 (Prensa Algodoneros).- Jugadores extranjeros que han dejado huella han venido por montones a las diferentes plazas de la Liga Mexicana del Pacífico, pero uno de ellos fue un receptor llamado Jim Campanis, a quien se recuerda en los festejos del 50 aniversario de Algodoneros de Guasave.

Este receptor vino a Algodoneros en 1970, justo el año de la fundación del equipo, y fue todo un tiro, ya que a pesar de no haber estado contemplado en el róster original, en una situación de “regalo” hizo grandes cosas con el equipo y en la ciudad. No cobró un solo pesos durante su estancia con el equipo.

SU LLEGADA A ALGODONEROS

Cuando Jesús “El Güero” Félix se hizo propietario de Algodoneros, tuvo a bien contactarse con un scout en Estados Unidos que trabajaba para la organización de Dodgers de Los Ángeles, según lo cuenta el historiador Rubén “El Choco” Quiñónez.

Resulta que, en aquel entonces, con Dodgers, cuyo dueño era Walter O’Maley, el gerente general era Al Campanis, quien duró en el cargo de 1968 a 1987, cuyo hijo, Jim, ya había debutado en Grandes Ligas.

El caso es que a Jim lo ofrecieron regalado, literalmente, ya que el importe de su sueldo sería responsabilidad de Dodgers, a través de Al Campanis, lo cual fue aceptado.

EL DESARROLLO

Al Campanis quería que su hijo jugara en una liga de nivel como la LMP, ya que a pesar de haber debutado en Grandes Ligas el 20 de septiembre de 1966 con Dodgers, nunca fue un jugador regular, lo cual muestran sus números, ya que en seis temporadas bateó para .147 con seis jonrones y 13 carreras remolcadas en 162 juegos.

Cuando llegó a Algodoneros fue el cátcher titular, tras el despido de Randy Brown, y era un espectáculo verlo jugar.

En esa campaña pegó 13 jonrones, algunos de ellos celebrados de manera muy peculiar, ya que cuando los bateaba, corría a toda velocidad por las bases y al llegar a home sacaba una capa de Superman y llegaba barrido, según cuenta el historiador Rubén Quiñónez.

SU LABOR ALTRUISTA

Existen hechos documentados, de que Jim Campanis se identificó tanto con la ciudad de Guasave, que, en la Navidad de 1970, compró una camioneta y una motocicleta para poder transportar despensas y juguetes que repartió entre la gente pobre, en un acto realizado en el centro de la ciudad.

También cuentan que fue al rancho Los Ángeles con su cargamento, con el cual hizo felices a muchas familias en aquella época.

SU REGRESO Y SU DESPEDIDA

Su buen desempeño le valió ser repetido en la temporada 1971-72, que fue la del campeonato algodonero, sin embargo, no le tocó gozarlo, debido a un desafortunado acontecimiento ocurrido el primer día de aquella temporada.

Sucedió que, en el juego inaugural en contra de Cañeros de Los Mochis, tras haber sido ponchado con un strike cantado por el ampayer Juan Lima, Campanis le reclamó de manera airada, inclusive, dándole con el pecho al hombre de azul.

Como era de complexión robusta, Campanis tumbó al Lima, lo cual, previo reporte a la directiva de la LMP, le costó un severo castigo, ya que fue suspendido por el resto de la temporada.

Regresó a Estados Unidos, en donde siguió en Grandes Ligas, nivel en el que su último juego fue el 1 de octubre de 1973, a la edad de 29 años, con Piratas de Pittsburgh.

(Visited 12 times, 1 visits today)

Comentarios

Comentarios

No te pierdas: