Y…¿que pasará con las mascotas?

Las Grandes Ligas buscan prohibir la presencia de Pirate Parrot, Bernie Brewer, Blooper, Bernie the Marlin y sí, de todos los demás personajes, grandes y pequeños que divierten al público en los parques durante esta campaña, que de cualquier modo está en limbo por la pandemia de coronavirus.

Ni siquiera una mascarilla utiliza por Mr. Met o una careta en el Mariner Moose ayudará en la causa. Todas las criaturas peludas y cómicas tampoco podrán entrar a los estadios.

Y la decisión no agrada.

Cada mascota debe ser esencial por su habilidad de conectar y distraer con diversión», dijo Dave Raymond, guru de las mascotas deportivas.

Raymond conoce bien el negocio. Es la primera persona en ponerse el atuendo de 6´6´ pies, 300 libras y cintura de 90 pulgadas de Phanatic. Se ha convertido en un consultor de mascotas estrellas, ayudándolos a crear, entrenar y preserver los cientos de personajes de la próxima generación. Las mascota son un sello de los parques al igual que los hotdogs y los cuadrangulares. Cada choque de nudillos peludos o ocurrencias en el terreno engancha a los pequeños fanáticos en los juegos.

Mientras que el béisbol se prepara para un verano sin fanáticos, Raymond se pregunta: ¿Qué es un juego sin una mascota?

«No es a mí a quien tienen que convencer de esa importancia, sino a quienes tienen el poder y no entienden esta verdad tan simple», expresó Raymond.

Ya hay un pruebas que MLB puede imitar para explicar por qué las mascotas encajan en estados vacíos.

Así las cosas, las mascotas tienen problemas como nosotros: ¿Quién recorta a Phanatic durante la cuarentena?

“Phanatic no necesita un recorte. Realmente se ve mejor cuando le crece la melena larga y descuidada», resaltó Raymond.

La realidad es que el Phanatic se sometió ya a un cambio de imagen este año. Su largo plumaje no le cubre ya las palmas de las manos, sus ojos están ahora delineados por figuras de estrellas, sus brazos presentan algunas escamas, su trasero es más abultado, su cola es azul, lo mismo que sus medias, y los zapatos se han cambiado a rojo —todo en medio de una demanda interpuesta contra el club por los creadores originales de la mascota.

Esos autores amenazaron con retirarles a los Phillies los derechos sobre el personaje a partir del 15 de junio, para convertir al Phanatic en un “agente libre”, a menos que el equipo renegociara un acuerdo que data de 1984 para adquirir la imagen.

Las mascotas fueron descartadas con varias tradiciones del béisbol en la nueva propuesta para jugar pelota en 2020. El tradicional intercambio de tarjetas de alineaciones entre dirigentes quedó eliminado, al igual que chocada de manos, y los recoge bates.

«No sé si alguien compra boletos de temporada para ver a un recoge bates. Pero puedes decir eso a favor de las mascotas. Perderíamos a una de las atracciones que atraen a muchos fanáticos fuera de los seguidores de estadísticas», señaló Raymond.

Además, cualquier fanático que haya asistido a un juego de los Filis a finales de la década de 1990 en el Veterans Stadium sabe que el Phanatic puede dar su espectáculo en un parque vacío.

Las mascotas sólo quieren apoyar al equipo de casa, a veces en forma cómica, y no les importa si obtienen alguna respuesta del público.

“Sólo les imploro que valoren las marcas del personaje”, dijo Raymond. “Hay una forma segura de divertirse, y francamente, la diversión es lo más importante en lo que se puede invertir ahora”.

 

(Visited 5 times, 1 visits today)

Comentarios

Comentarios

No te pierdas: